Curso de masaje de Homeopatia

0 Flares 0 Flares ×

Homeopatía es tratar con lo semejante, algo similar a lo que puede hacer una vacuna; por ej.: te inoculan virus de polio inertes, para que tu cuerpo cree defensas contra él y esté preparado para combatir la infección. En homeopatía se usa una planta que produce vómito, como la IPECA, para precisamente tratar el vómito.

Alopatía es nuestra medicina normal. Significa curar con lo contrario, por Ej.: si tienes una infección por bacterias, se usa un antibiótico, que significa. Anti-vida, anti-bacteria, qué las mata y trata la infección.

Los dos principios son correctos, solo que la alopatía tiene muchos efectos adversos, pero si es necesaria debe usarse. Si necesitas una cirugía de apendicitis, debes operarte y punto.

La Homeopatía tiene la ventaja de poder usarse en embarazadas, niños y ancianos, sin ningún riesgo de efectos adversos. Además, cada vez es más evidente su papel en el tratamiento de las enfermedades crónicas.

Hipócrates de Cos, por la isla donde nació, es el padre de la medicina occidental, y es el autor del juramento hipocrático de los médicos: juro por Apolo médico y por Asclepios y por Higio y por Panacea… además, dejó descrita las dos formas de curar, la alopatía y la homeopatía, pero sus sucesores ahondaron más en un solo sentido, la alopatía.

No fue sino hasta el siglo XVIII, a finales, cuando nace Hahnemann, un médico alemán, quien redescubre este método de curación, y le da el nombre de homeopatía. Todo gracias al estudio del efecto de la quina, una planta usada en Sudamérica para tratar el paludismo y traída a Europa, por la duquesa de Chinchón, por lo que también se conoció como corteza de Chinchón.

¡Hahnemann descubrió que si tomaba el zumo de la corteza le aparecían los mismos efectos que se describían para el paludismo, la enfermedad que curaba esta planta: fiebres en la tarde, sudores, atroces, etc., y al dejar de tomar la planta, desaparecían los síntomas!! Su conclusión fue que la quina curaba el paludismo, porque era capaz de producir los mismos síntomas.

 

Luego durante diez años se dedicó a estudiar todas las sustancias disponibles, en el mismo, sus amigos, sus familiares, y produjo un estudio de casi 100 remedios, tanto minerales como el oro, plantas como el árnica o extractos de animales. Inició una carrera fulgurante, que lo llevó al final de su vida a Francia, donde hizo famosa su terapia y desde donde surgieron las diferentes escuelas que existen en la actualidad.

 

De ellas la más grande y más exitosa fue la americana, en USA: y esta es la segunda parte de la historia. La homeopatía tuvo muchísimo éxito en USA. De hecho había más universidades homeopáticas a finales del siglo XIX, y eran las primeras universidades que admitían mujeres como medico homeópatas.

Pero la vieja guardia médica, la medicina alopática, se vio amenazada en su núcleo central: ¿como poder combatir este engendro?

Surgió entonces la poderosa asociación médica americana, AMA, que existe actualmente y que reconoce que ha sido creada entre otras cosas… ¡para combatir la homeopatía, que les estaba dejando sin trabajo!

Para ello, se elaboró un informe llamado FLEXNER, que catalogó las universidades como buenas y malas y solo los médicos de las universidades buenas podían ejercer.

Por supuesto, ninguna universidad homeopática fue considerada buena y para 1920, no existía ni una sola universidad homeopática en EUA. Los laboratorios médicos siguieron aumentando su poder con el advenimiento de los antibióticos, y luego con el surgimiento de la tecnología, la homeopatía quedó relegada a grupúsculos en los países europeos, donde continúo siendo importante, pero sobre todo en América del sur e India. ¿Porque? por la larga tradición de medicina natural que existía en esos países, y lo costoso que resultaba mantener la medicina convencional.

Sin embargo una gloriosa elite de vanguardia defendió la homeopatía y la mantuvo viva, gente tan conocida como Mark Twain, escritor de Tom Sawyer, por Ej. Escribió alguna vez: agradezco a la homeopatía haber sobrevivido a esta guerra con la alopatía.

Personajes como Bolívar San Martín, llevaron consigo y se conservan aún, sus botiquines homeopáticos. John D. Rockefeller, el famoso magnate, dejó millones para la homeopatía en su testamento, pero nunca se entregaron, su legado se perdió: habría cambiado la historia de la medicina del siglo XX. La mayor fortuna de ese momento para investigar en homeopatía: ¿te imaginas lo que sería ahora la homeopatía si hubiera recibido esa, la mayor fortuna del mundo en ese momento?

Más recientemente, Paul McCartney, declaró: “no voy a ningún sitio sin mis remedios homeopáticos”.

La corona británica, tradicionalmente tiene su hospital homeopático y un médico homeópata permanente al lado de la reina y su familia.¡ Solo para ellos!

cincuenta años de oscurantismo, olvidado, al lado de la glorieta de Bilbao, en pleno corazón de la capital de España.

 

¿Cuando resurge la Homeopatía?

Es a partir de los movimientos culturales de los años 60 y 70, la apertura a nuevas culturas como la china o la hindú y sobre todo al cambio del paradigma de la tecnología por el paradigma de conservar, proteger: las medicinas llamadas suaves, entre ellas la homeopatía, surgen como alternativa a la súper especialización y deshumanización que se ha instaurado en nuestra medicina.

 

Fruto de este mismo proceso, surge en la medicina convencional, alrededor de los años 80-90, su propia respuesta a la súper especialización, que es la especialidad de medicina familiar, el retorno al médico de familia, pero que actualmente vemos como una institución en crisis (muchos pacientes, muchas recetas, solo pueden derivar al especialista, etc.).

 

¿Ha evolucionado la Homeopatía?

Milagrosamente si. Como el ave fénix, de las cenizas, renovada y con más bríos, ha surgido una nueva generación de homeópatas, sobre todo, muchos de ellos médicos alópatas, aun con especialidad, como pediatras, ginecólogos, dermatólogos, entre otros.En Madrid, desde el siglo XIX, funcionaba el hospital homeopático San José, que ha vuelto a abrir sus puertas el año pasado, y ya recibe consultas homeopáticas y organiza foros y congresos, pero pasaron casi cincuenta años de oscurantismo, olvidado, al lado de la glorieta de Bilbao, en pleno corazón de la capital de España.

¿Cuándo resurge la Homeopatía?

Es a partir de los movimientos culturales de los años 60 y 70, la apertura a nuevas culturas como la china o la hindú y sobre todo al cambio del paradigma de la tecnología por el paradigma de conservar, proteger: las medicinas llamadas suaves, entre ellas la homeopatía, surgen como alternativa a la súper especialización y deshumanización que se ha instaurado en nuestra medicina.

Fruto de este mismo proceso, surge en la medicina convencional, alrededor de los años 80-90, su propia respuesta a la súper especialización, que es la especialidad de medicina familiar, el retorno al médico de familia, pero que actualmente vemos como una institución en crisis (muchos pacientes, muchas recetas, solo pueden derivar al especialista, etc.).

¿Ha evolucionado la Homeopatía?

Milagrosamente si. Como el ave fénix, de las cenizas, renovada y con más bríos, ha surgido una nueva generación de homeópatas, sobre todo, muchos de ellos médicos alópatas, aun con especialidad, como pediatras, ginecólogos, dermatólogos, entre otros.

¿No es el curso que buscaba? Ponga el nombre del curso en el buscador

BUSCADOR DE CURSOS

Comments

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 0 Flares ×